Detectan el primer caso de rabia paresiante de Ayacucho, San Luis

Detectan el primer caso de rabia paresiante de Ayacucho, San Luis

Ante el foco, el Senasa actuó junto con instituciones afines según lo estipulado por el protocolo. Se darán encuentros para informar sobre prevención y control de la enfermedad.

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) realizó las tareas correspondientes para controlar un foco de rabia paresiante registrado en un ternero con síntomas nerviosos en un campo cercano al paraje “La Bajada”, a unos 20 km de la localidad de Candelaria, provincia de San Luis.

El diagnóstico se realizó por representantes del área de Sanidad Animal del Senasa en la localidad de Quines, quienes acudieron al campo para realizar la toma de muestras que posteriormente remitieron al laboratorio de referencia del Servicio, el cual confirmó la presencia de la enfermedad, en lo que constituyó el primer caso en el departamento puntano de Ayacucho.

Luego de actuar conforme al protocolo, junto con el ente sanitario de la Sociedad Rural del Norte de San Luis y veterinarios locales, en cuanto a la difusión del hecho y la vacunación de los campos afectados, el Senasa organizó tres encuentros informativos para público en general con el fin de formar a las personas de la zona para actuar ante posibles focos y denunciarlos ante el organismo sanitario.

En estos encuentros, Gabriel Russo, jefe del Programa Nacional de Rabia Paresiante del Senasa, expondrá sobre la situación epidemiológica actual en el norte de San Luis.

Estas reuniones tendrán lugar, por un lado, el jueves 19 de marzo, a las 10 horas en la sala de reuniones municipal del Paraje El Cadillo y a las 19 horas en el predio de la Sociedad Rural del norte de San Luis en Quines, Ruta 20 km 265; por otro lado, el viernes 20 de marzo a las 10 horas en la Escuela 437 “Juan Crisostomo Lafinur” de la localidad de Lafinur.

ASPECTOS

La rabia paresiante es una enfermedad epidémica y recurrente causada por el virus rábico transmitido por el vampiro común Desmodus rotundus, que afecta principalmente a los bovinos, a los equinos, con menor frecuencia a otras especies domésticas, a las personas y a algunos animales silvestres.

La vigilancia epidemiológica realiza el seguimiento y registro de los brotes de rabia en el ganado. Además, y en forma permanente, estudia aspectos epidemiológicos, poblacionales y ecológicos del vampiro, y busca nuevas formas para controlarlo.

El control del vampiro se lleva a cabo únicamente por personal entrenado en los refugios, frente a ellos y en corrales.

Este se suma a otros casos ya diagnosticados en el departamento Junín (provincia de San Luis); y a otros dos más en la localidad de Cuatro Esquinas en el departamento San Martín de Ulapes (provincia de La Rioja).

NOTIFICACIÓN

La rabia paresiante es una enfermedad de denuncia obligatoria, tanto para los productores como para los veterinarios, por este motivo, durante los encuentros se hará hincapié en la importancia de una comunicación fluida para establecer una vigilancia epidemiológica efectiva.

En tal sentido, el Senasa recomienda evitar el contacto con animales muertos o con sintomatología nerviosa y dar aviso inmediato a la oficina del Senasa más cercana, para intervenir preventivamente y analizar sanitariamente cada situación. Además, toda aquella persona que estuvo en contacto con el animal positivo, deberá concurrir al centro de salud más cercano, para ser evaluado por un médico.

Ante cualquier sospecha de presencia de la enfermedad, denunciarla al Senasa llamando a la línea gratuita 0800-999-2386, ingresando en el sitio web www.senasa.gob.ar, o notificando a través de la app Notificaciones Senasa (disponible para Android).

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on Twitter