Mercedes-Benz Clase X: Un peso pesado que se mete de lleno en la pelea por el mercado de las pick ups medianas.

Mercedes-Benz Clase X: Un peso pesado que se mete de lleno en la pelea por el mercado de las pick ups medianas.

Finalmente en Sudáfrica se reveló la versión definitiva de la Mercedes-Benz Clase X, sin dudas, una de las presentaciones más importantes del año. Y lo más importante es que se fabricará en la planta cordobesa de Santa Isabel, junto a las Nissan Frontier y Renault Alaskan, a partir de los primeros meses de 2019.

Con respecto a las otras pick ups con las que comparte plataforma y en un futuro planta. El chasis será el mismo, con un eje trasero independiente, que combina un sistema multilink con eje de torsión. Sin embargo, la gente de Mercedes trabajó en las trochas de los dos ejes, para que la Clase X sea más ancha.

La Clase X mide 5.340 mm de largo, 1.920 mm de ancho y 1.819 mm de alto. Las trochas son de  1.631 mm adelante y 1.625 mm atrás. La capacidad de carga será una de las más importantes de su segmento: 1.420 kilos y podrá remolcar, dependiendo de la motorización, hasta 3.500 kilos.

Mercedes-Benz-X-Class-2018-1600-2f

En la presentación se mostraron tres motorizaciones: dos de origen Nissan y otra desarrollada por Mercedes. Con respecto a la de origen japonés, hablamos de un motor diesel de 2.3 litros biturbo que entrega 190 CV. En Europa también se ofrecerá el mismo motor, pero con un solo turbo, que rinde 163 CV. Su llegada al país todavía no está confirmada.

La otra motorización de origen alemán será la más potente de la gama, con un V6 de 3.0 litros turbodiésel de 258 CV y 56,1kgm de torque. Este motor será el más potente del segmento de las pick up medianas, superando a la Volkswagen Amarok V6 de 224CV.

Habrá versiones con tracción trasera y doble. Las variantes con motores Nissan (X220 d y X250 d) tendrán caja manual de seis velocidades o automática de siete marchas. Las Clase X con tracción 4×4 tendrán caja reductora y bloqueo de diferencial.

La versión V6 3.0 (X350 d) tendrá tracción integral permanente-inteligente 4Matic, sin reductora. Se combinará con la caja automática 7G-Tronic, de siete marchas (con levas detrás del volante). Además contará con función Stop and Start e incluirá el sistema Dynamic Select que permite elegir entre cinco niveles: Comfort, Eco, Sport, Manual y Off Road. Cada uno de ellos varía las características del motor, transmisión, suspensión y diferentes elementos en la electrónica.

 

El Clase X muestra un aspecto robusto, deportivo y lujoso. El modelo de producción guarda muchas similitudes con el prototipo  que se pudo ver en el Salón de Buenos Aires  este año.

Mercedes-Benz-X-Class-2018-1600-54

El interior está directamente inspirado en los sedanes de lujo de la marca. Esto incluye un sistema de multimedia en una pantalla de 8,4” (fija y sobre la consola de instrumentos, como los últimos modelos de marca) comandada por una perilla táctil, llamada Touchpad. También cuenta con un instrumental, idéntico al de un Clase C, con dos relojes grandes y una computadora de a bordo de 5,4” en el centro.

 

Con respecto a la seguridad, hay que destacar que todas las versiones de serie incluirán siete airbag, freno a disco en las cuatro ruedas y esp. También de acuerdo a la versión, la gama contara, con mantenimiento de carril, reconocimiento de señales de tráfico, frenada automática de emergencia, estabilizador de remolque, control de presión de neumáticos y reconocimiento de voz.

 

La Clase X se fabricará, en una primera etapa, sólo con carrocería de doble cabina. Más adelante se decidirá si se introduce una versión con cabina simple. Tampoco por el momento habrá versiones deportivas firmadas por AMG.

En función a lo que se quiera, la Clase X, se ofrecerá en tres versiones: La Pure, la variante más básica enfocada para un uso profesional. La Progressive, una propuesta con más clase, para combinar trabajo y tiempo libre. Y por último, la Power, la tope de gama, con todos los elementos de confort y seguridad.

La Mercedes-Benz Clase X saldrá al mercado europeo en noviembre de este año y a comienzos de 2018 llegará a Sudáfrica y Australia, todas estas serán abastecidas desde la planta que el grupo Daimler AG tiene en España. En Argentina, a comienzos de 2019, empezara la fabricación en Córdoba, para abastecer al mercado local y a toda América Latina, momento en que llegará también a los concesionarios locales.

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on Twitter